Llaryora: «Hay que colaborar y dar gobernabilidad, pero la suba de las retenciones es un error»

El gobernador anticipó su negativa a la medida que busca aplicar el Gobierno nacional. En ese sentido, el mandatario reiteró su acompañamiento en la búsqueda de consensos, pero aclaró que siempre estará del lado de los sectores productivos. «Las retenciones fueron, son y serán un pésimo impuesto”, agregó.

General
Llaryora-Totoral-1024x682

El gobernador de la provincia de Córdoba, Martín Llaryora, expresó su rechazo a la suba de las retenciones al campo, a las economías regionales y sectores industriales.

“No me verán a mí poner palos en la rueda, pero creo que hay decisiones que son negativas, como ponerle retenciones a las economías regionales y al campo”, definió el mandatario provincial.

“Hay que colaborar, hay que dar gobernabilidad, pero no voy a apoyar la suba de las retenciones, es una medida errónea, yo voy a estar siempre del lado de los sectores productivos,” agregó.

“Las retenciones fueron, son y serán un pésimo impuesto, y no lo vamos a acompañar”, sentenció Llaryora.

Las declaraciones tuvieron lugar durante las actividades que el gobernador desarrolló en la localidad de Villa del Totoral, que incluyó la primera reunión con cooperativas, mutuales y federaciones de la provincia de Córdoba.

Busso rechazó la implementación del 15% de retenciones al maní
El ministro de Bioagroindustria, Sergio Busso, mantuvo una reunión con las autoridades de la Cámara Argentina del Maní, Diego Braco y Fabrizio Giraudo, a quienes reiteró el rechazo a la implementación de retenciones a las economías regionales, como es el caso del maní, y a las producciones agropecuarias.

“Córdoba, como lo viene haciendo desde hace años, rechaza las retenciones agropecuarias porque penalizan a la producción. No convalidamos la decisión política de implementarlas a las economías regionales ni de incrementarlas”, dijo Busso.

Cabe recordar que el Gobierno nacional estableció un 15% de derechos de exportación al maní, entre otras economías regionales.

La producción del maní está localizada casi en su totalidad en el interior de la provincia; es una economía regional fuertemente orientada a la exportación y la implementación del 15% de derechos de exportación afecta a la competitividad internacional de manera directa así como también al empleo y desarrollo de más de 30 localidades cordobesas.

Desde la institución explicaron que “no existe ningún negocio posible que pueda soportar 15% de derechos de exportación, ya que sus costos se encuentran dolarizados en más del 85% siendo casi nulo, el supuesto beneficio de una devaluación”. Y advirtieron que esto generará “pérdida de puestos de trabajo y de todo incentivo para invertir”.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email