Intendentes del departamento Unión preocupados ante la imposibilidad de continuar sosteniendo la atención hospitalaria

Instan al gobierno de Llaryora que los vuelva a provincializar debido a los altos costos que implica para los municipios hacer frente al funcionamiento de los mismos.

General 17 de abril de 2024
Urgencias-Hospital
https://larazon.com

Intendentes que conforman la Comunidad Regional Unión, intentan que el gobierno de Llaryora, entienda la difícil situación que atraviesan los hospitales municipales del interior provincial, e instan a que se los provincialice.

Cabe recordar que la decisión de que algunos hospitales provinciales del interior pasen a manos de los estados locales se dio en la década del 90.

Esta municipalización trajo consigo varios inconvenientes, ya que los estados locales, en su gran mayoría, tuvieron dificultades para sostener algunas de las prestaciones que se brindaban a quienes no tenían cobertura en salud.

A respecto, el intendente de Canals, Edgar Bruno, en declaraciones a este medio indicó que los intendentes de localidades que conforman la Regional Departamental Unión, coinciden en esta necesidad de provincializar los hospitales.

A modo de fundamentar esta necesidad, refirió a la situación que atraviesa el Hospital San Jua de Dios de su pueblo, donde actualmente la municipalidad destina 120 millones por año para el funcionamiento del hospital, "y es casi insostenible porque a este ritmo vamos a terminar fundiendo los municipios”, aclaró.

Agregó que una de las más recurrentes derogaciones de dinero es cuando se debe trasladar o buscar pacientes a hospitales de mayor complejidad como a Río Cuarto, Córdoba, Villa María, “porque estamos a varios kilómetros de distancia”.

Y el hospital provincial que queda a menos distancia, es de la ciudad de La Carlota, "que no nos sirve a pesar de estar cerca porque tiene la misma complejidad que tenemos nosotros, entonces cuando necesitas algo tenes que irte a las grandes ciudades como Bell Ville, Rio Cuarto, Córdoba…”.

Destacó que antes, cuando un paciente debía ir a Córdoba a hacerse un estudio el pasaje salía 8 mil pesos, “por lo tanto se ayudaba con 16 mil pesos, y hoy sale 60 mil pesos, y que si tiene que llevar a algún acompañante es imposible solventarlos”.

Por lo que es, dijo, “una triste realidad, porque ya hay gente que ha dejado de hacerse estudios o tomar medicamentos”.

Porque a esta realidad de las distancias, se suma que los programas nacionales o provinciales envían un menor porcentaje de dinero o insumos.

El programa Incluir Salud, que es Nacional, “no enviaron los medicamentos para pacientes epilépticos, psiquiátricos y es la municipalidad la que tiene que hacer frente”.

Señaló, “Milei te endeuda porque te termina trasladando un problema, primero a la provincia y luego a los municipios”.

Cabe aclarar que Incluir Salud es un programa de la Agencia Nacional de Discapacidad de asistencia financiera a las provincias que se adhieran. Córdoba esta adherida por lo que administra los fondos mediante las Unidades de Gestión Provincial (UGP), para brindar servicios de salud a las personas afiliadas a través de la red pública de prestadores y garantizar que todas las personas titulares de la Pensión no Contributiva (PNC) puedan acceder a una atención de calidad independientemente de donde vivan.

Luego llegan fondos de, FOFINDES (Fondo de Financiamiento de la Descentralización de la Salud) que es un aporte de un 40 por ciento, Plan SUMAR, y el cobro de mutuales en un 15 por ciento, “que termina siendo una plata más pero que no alcanza con todo el costo que se tiene en el hospital”, aclaró.

El Programa Nacional Sumar es una política pública que promueve un acceso equitativo y de calidad a los servicios de salud para toda la población que no posee cobertura formal en salud. Por cada persona bajo este Programa y por cada consulta y control que se realice, el hospital o centro de salud recibe recursos para fortalecer al equipo de salud y mejorar los servicios brindados a toda la comunidad.

Ante esto, la municipalidad tiene que aportar el resto que son aproximadamente un 45 por ciento más, “que se junta del pago de servicios que hacen los vecinos”.

Ante esta realidad, “estamos pidiendo que se provincialicen como eran antes, porque todas estas problemáticas las tiene no sólo Canals, si no Colonia Bremen, Benjamín Gould, Viamonte, Pueblo Italiano, entre otras”.

Ante esta realidad dijo que ya mantuvo una reunión con un instituto provincial en Córdoba “pero la respuesta fue que es un tema a estudiar”.

Al concluir la nota señaló que desde hace muchos años, personalmente,  viene solicitando que el hospital San Juan de Dios de su pueblo se provincialice, “pero con Schiaretti no tuve respuesta sólo me aumentaron un poquito el FOFINDES y ahora con Llaryora lo estamos nuevamente intentando, porque entendemos que lo puede ver de otra forma y entender que es una problemática regional preocupante”, sentenció.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email